por InfoConstrucción 24 de junio, 2015 Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

En el primer trimestre de 2015, las tasaciones de inmuebles en garantía de potenciales préstamos hipotecarios aumentaron un 18,5% en número y un 35% en importe respecto a las realizadas, con la misma finalidad, en el primer trimestre de 2014. Estos datos confirman la lenta recuperación del mercado de la vivienda, según la Asociación Española de Análisis de Valor (AEV).

Las sociedades de tasación miembros de la AEV, que agrupan el 90% de la facturación del sector, realizaron un total de 171.000 tasaciones completas por importe de 68.000 millones de euros, de las cuales 106.400 (62%) se dirigieron a valorar potenciales garantías hipotecarias por un importe de 35.400 millones de euros. En este trimestre, además, estas sociedades realizaron otras 116.000 valoraciones, en este caso por procedimientos que no implican la comprobación física y registral del inmueble valorado, y más de 375.000 valoraciones on line o estadísticas.

En el caso de las viviendas individuales las tasas de crecimiento equivalentes, “que constituyen un claro y novedoso indicador adelantado de la demanda”, fueron, sin embargo, más modestas: en número y en importe aumentaron un 14%. Frente al comportamiento de las viviendas individuales, que parece poner límites a la demanda solvente, las valoraciones de terrenos urbanizables cuentan con incrementos de tasas interanuales del 72% en número y 97% en importe. También es muy elevado el crecimiento de las valoraciones de edificios completos, especialmente los que están en proyecto (con tasas en el entorno del 130%) o en construcción (53% en número y 31% en importe).

Tal y como explica el secretario de la AEV, José Manuel Gómez de Miguel, “estas elevadas tasas deben tomarse con cautela porque, evidentemente, se comparan con cifras, las del primer trimestre de 2014, en mínimos”, y añade que “sea como sea, y contando con que la mayor parte de esos edificios lo serán con uso residencial, es indudable que estas cifras indican, en este caso aún mejor que las valoraciones dirigidas a viviendas individuales, un indicador adelantado de la posible oferta de nueva vivienda, dado que es más que previsible que la mayor parte de estas valoraciones se hagan en el marco de una operación de financiación ya decidida”.

Asimismo, Gómez de Miguel considera que el comportamiento del conjunto de tasaciones en el trimestre “constituye un claro indicador de cierta recuperación del mercado inmobiliario, dado que los demandantes de todos estos tipos de valoraciones no son sino operadores en ese mercado que pueden demandarlas para diversos tipos de finalidad, pero todas ellas vinculadas a su negocio y por tanto a la actividad económica del sector”, asegura el secretario de la AEV. 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus