por InfoConstrucción 25 de abril, 2016 Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

Rockfon presenta un centro educativo basado en la  filosofía «cradle-to-cradle». Alimentado por 120 paneles solares, el Instituto de Enseñanza Secundaria Lyceum Schravenlant es el primer centro educativo de los Países Bajos diseñado según los principios del «cradle-to-cradle» basados en la economía circular y en el que todos los materiales usados se reciclan para crear otros productos.

Entre los distintos materiales de construcción reutilizados y reciclables del edificio, se encuentran los techos acústicos Rockfon, que ayudan a crear un ambiente acústico saludable y espacios interiores agradables con una óptima regulación de la temperatura y un aire limpio. Según Thomas Bögl, de LIAG Architects, para conseguir un edificio sin CO2 tuvieron que  elaborar un estudio previo en el cual participaron 600 alumnos del colegio aportando soluciones diversas.

El sistema lineal de nuestra economía está alcanzado sus límites. Por lo tanto, la economía circular propone un nuevo modelo de sociedad que utiliza y optimiza los stocks y los flujos de materiales, energía y residuos centrándose en el objetivo de la eficiencia del uso de los recursos.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus