por InfoConstrucción 23 de junio, 2016 Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

La eficiencia energética, la acústica y el fuego son los principales factores a tener en cuenta para conseguir el confort deseado de los huéspedes.

El sector turístico es uno de los sectores más dinámicos y con mayor potencial de crecimiento dentro de nuestro país, convirtiendo a los establecimientos hoteleros en la pieza clave del sector.

No se trata sólo de ahorrar sino de proporcionar a los huéspedes unas características de confort y protección determinadas, para que sus estancias sean lo más agradables y atractivas posible. Por ello, es importante realizar una inversión a largo plazo y que, por lo tanto, sea duradera, utilizando las soluciones más resistentes a la intemperie y al uso.

Con el fin de poner a disposición las mejores técnicas para los propietarios de los hoteles, arquitectos, ingenieros y otros técnicos del sector, Rockwool, fabricante líder de lana de roca y proveedor de sistemas, lanza un catálogo de soluciones para el sector hotelero, tanto para edificios de obra nueva como rehabilitación. En el documento se explican todos los factores a tener en cuenta en un hotel sostenible, al proporcionar soluciones y ejemplos.

El ruido se ha convertido en el principal factor que influye en la reputación online de un hotel, y un 13% de los usuarios no volvería al hotel por problemas de ruido. Por ello resulta fundamental construir teniendo en cuenta las soluciones acústicas más adecuadas y evitar tener que gastar dinero posteriormente en medidas compensatorias.

Cumplir con la normativa de seguridad contra incendios puede minimizar el riesgo de pérdidas humanas, pero sólo minimizando el uso de materiales inflamables podemos además proteger los bienes inmuebles.

El control del consumo energético de los hoteles es fundamental, Un adecuado aislamiento permitirá reducir en hasta un 90% la factura energética asociada a la explotación de este tipo de edificios.

Toda la gama de productos Rockwool destaca por el “4 en 1”: una combinación única de beneficios obtenidos gracias a la lana de roca. A parte de las grandes ventajas de aislamiento térmico de la lana de roca, protege contra el fuego, ya que es ignífuga, actúa como aislante acústico proporcionando confort, ofrece una gran durabilidad, lo que garantiza sus prestaciones a lo largo de su vida útil, y además, se trata de un material sostenible, natural y 100% reciclable. 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus