Publicidad
por Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

La cuantía económica  asignada que ha ofrecido la Unión Europea a España tiene el propósito  de servir para el desarrollo de infraestructuras de transporte.

La ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, ha destacado la importancia del apoyo de Europa en el desarrollo de las infraestructuras en España, ya que ha obtenido fondos europeos por valor de 2.659,5 M€ entre 2014 y 2015. Esta cuantía comprende la asignación de fondos Feder por valor de 1.745,5 M€, así como los ‘Connecting Europe Facility’ (CEF), que entre 2014 y 2015 han asignado al estado 914 M€.

Durante su intervención la ministra en funciones ha explicado cómo se va a dar un cambio en la metodología en lo que se refiere a la obtención de ayudas por parte de otros estados miembros. Destacó el alcance del Plan de Inversiones para Europa, conocido como “Plan Juncker, que supone un cambio de enfoque en las ayudas. Creciendo en un periodo de tres años la inversión pública, de los 21.000 millones de euros a 315.000 millones en el mismo periodo. Al anuncio de estas medidas de inversión, expertos ya lo calificaron como un sucesor del Plan Marshall norteamericano. Pero en este caso con un objetivo más especifico; ya que cerca del 75% del monto irá destinado principalmente para gestionar la mejora de infraestructuras energéticas, tanto renovables como proyecto que desarrollen el sector del transporte. 

El resto sobrante financiará a las pymes, además de servir como subvenciones en proyectos de investigación e I+D+I. Este fondo se encuentra disponible además de tener ya tiene asignados proyectos que supondrán la inversión de  100.000M€. En el apartado transportes están adscritos once proyectos de los cuales 3 son españoles. Desde fuentes comunitarias se ha citado que un cuarto del importe de inversión ya se ha adjudicado a proyectos en distintos países europeos, resaltando que no todos los socios hayan presentado proyectos. En el caso de España se pone en evidencia, que a nivel institucional haya tenido repercusión mientras ha pasado más desapercibido para las pymes que no se han beneficiado tanto de las subvenciones.

El dinero recibido para actuaciones en territorio nacional se ha centrado en las tres actuaciones. Dos de ellas van a servir a intereses público mientras que una de las asignaciones ha recaído en la iniciativa privada. Los  públicos se han repartido en un préstamo de riesgo compartido, otorgado el Instituto de Crédito Oficial para financiar proyectos de transporte, energía e infraestructura social; además de otro promovido desde el Ministerio de Fomento para construir y mejorar los accesos terrestres a puertos a través del denominado Fondo de Accesibilidad. El dinero recibido por un promotor privado en concepto de ayuda se centrará en el remplazo de buques poco eficientes enérgicamente por nuevos que utilizaran el gas licuado como combustible, para este proyecto se estiman 350 millones de inversión.

Al tomar en cuento el flujo de empleo generado, se prevé la creación de 5.000 puestos de trabajo en el país.

Ave de Extremadura

Dentro del crédito que se ha otorgado a España, están previstas 29 actuaciones que se invertirán en el desarrollo de las instalaciones del sector transporte. Dentro de esa ayuda se incluirán 466,8 M€ hasta 2019. Uno de los proyectos que se beneficiaran del dinero comunitario será la construcción del tren de alta velocidad entre Madrid y Lisboa,  con la ejecución de tramos en la comunidad autónoma de Extremadura. Llama la atención que el país vecino tenga paralizada desde 2009, la obra de un tren de velocidad alta y no sé de una respuesta clara a saber si se va a solicitar inversión en dicho plan.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus