por InfoConstrucción 4 de diciembre, 2019 Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

Tras crecer de forma progresiva desde 2014, los indicadores del mercado de la vivienda frenarán su ascenso en 2019. Esto, está influido por el bloqueo político que vive España, ya que aspectos como el retraso en el diseño y aprobación de los presupuestos o la posible promulgación de nuevas leyes, han impedido que el crecimiento sostenible continuara este año.

Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, indica que "La economía global, que apenas crecerá un 3% en 2019, es la subida más pobre en una década, como ha advertido el Fondo Monetario Internacional (FMI). La actual situación de parálisis política y las críticas de Bruselas hacia el déficit español han fomentado la antipatía al gasto, lo que repercute en la toma de decisiones inmobiliarias, que retrasa la compra de una casa o su puesta en venta".
 
Font admite que "este mayor ahorro es, en principio, una buena noticia porque la financiación hipotecaria respeta el límite del 80%. Con ese impulso, lo lógico, sería que se cerraran más operaciones. Sin embargo, el sentimiento de incertidumbre es tal, que la pérdida del empleo ha vuelto, por lo que la demanda de compra se retrae".
 
El alza de los precios reduce su intensidad. A pesar de ello, "el gap entre oferta y demanda requiere de un mayor ajuste de los precios o de una mejora de los salarios con el fin de que las compraventas no decaigan", indica Font que vaticina que la vivienda usada cerrará el año con un precio medio por metro cuadrado de 1.700 euros, apenas un 2% más.
 
El comportamiento de las compraventas ha sido muy desigual a lo largo del año. "Lo más seguro es que las operaciones cierren el año con una cifra similar e incluso algo inferior a la de 2018, el total de transacciones se sitúa en torno a 510.000-515.000. Así, el porcentaje frente al año pasado se moverá en la barrera de -1% y el 1%", comenta Font.

"Si 2018 cerró con unas 350.000 hipotecas firmadas, en 2019 se llegará a las 370.000". El portavoz de pisos.com señala que "la compra de vivienda a través de financiación bancaria gana terreno a la compra al contado".
 
En cuanto a los visados de obra nueva residencial, Font declara que, "es probable que las licencias para la construcción de vivienda nueva crezcan de un modo más contenido que el año pasado, alrededor del 10%".

El alquiler de septiembre, recoge una renta media mensual para España de 982 euros. Esta renta arroja una subida del 14,32% frente a septiembre de 2018.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus