Publicidad
por Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

Con una dotación de unos 5.800 millones de euros, "España se enfrenta al desafío de renovar el obsoleto parque de viviendas del país, con el foco puesto en la eficiencia energética y el respeto medioambiental", recuerdan desde Wolf Ibérica. Los fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la economía española, serán fundamentales para el ambicioso objetivo de rehabilitar hasta medio millón de viviendas en un plazo de tres años.

Las nuevas normativas tienen en cuenta desde hace años la eficiencia energética en las nuevas construcciones, en las que se presta una especial atención a aislamiento y ventilación, pero los edificios existentes siguen siendo los principales emisores de CO2 y consumidores de energía. La antigüedad del parque edificado español requiere de actuaciones urgentes.

Además de las consabidas mejoras por actuaciones en cubierta, envolvente o cerramientos, en la rehabilitación es clave la sustitución de unos equipos de ventilación y climatización desfasados que consumen mucha más energía de la precisa e incluso propician la ahora tan temida expansión de virus y bacterias en interiores.

“A diferencia de lo que ocurre con una nueva construcción, en un edificio antiguo la tecnología doméstica es un aspecto clave y es vital reemplazar sistemas ineficientes para garantizar la sostenibilidad y eficiencia”, asegura el Gerente BU Heating and Ventilation de Wolf Ibérica, Antonio Torrado. “Las nuevas tecnologías permiten el uso de sistemas híbridos muy eficientes en los que se pueden combinar la ventilación con tecnologías de condensación con recuperación del calor o energías renovables como solar, aerotermia o geotermia para calefacción y agua caliente con un ahorro de electricidad enorme”.

Desde Wolf, recuerdan que “donde la investigación para el desarrollo de nuevas soluciones de habitabilidad bajo la máxima de la sostenibilidad y la salud es una absoluta prioridad”, han desarrollado sistemas de ventilación en los que la calidad del aire es fundamental.

La compañía asegura apuestar “inequívocamente” por sistemas híbridos con ventilación para conseguir una máxima eficiencia de temperatura y humedad, menor consumo y calidad del aire mediante reducción del polvo, los olores, la severidad de cuadros alérgicos respiratorios o los efectos nocivos del CO2.

Estas soluciones cuentan con un amplio soporte domótico para controlar la comunicación entre objetos y garantizar su perfecto funcionamiento y durabilidad. Es el caso del módulo de interfaz Wolf LinkPro que permite, desde el control de la temperatura desde el smartphone hasta el acceso del técnico al equipo, gracias a una conexión segura al servidor del portal de la empresa.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus