Publicidad

Empresas Premium

por Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

Si comprar una casa ya emociona de por sí, cuando es de obra nueva la ilusión llega a ser mayor todavía. ¿Cómo no? Estás estrenando una vivienda, en teoría impoluta. Sin embargo, hay que tener varios factores en cuenta para asegurarte de que esta adquisición sea un éxito. Ya que comprar una vivienda recién construida no tiene que significar que todo sea perfecto sí o sí.

Debes seguir una serie de consejos para tomar la mejor decisión posible. Lee los tres más importantes a continuación.

Contratar un seguro de vida con la hipoteca

Para iniciar una nueva vida en un hogar recién construido lo habitual es contratar una hipoteca. Por ello, lo primero que tienes que considerar es el seguro para la hipoteca de tu vivienda.

Éste se trata de una póliza que garantiza el pago de la hipoteca cuando se sufra una futura eventualidad. Es una forma de proteger a tu familia ante ciertos riesgos, ya que permite cancelar la hipoteca ante determinados escenarios, lo que procura tranquilidad financiera para ti y los tuyos.

¿Es obligatorio el seguro de amortización? No, pero las entidades suelen ofrecer incentivos si contratas uno, obteniendo descuentos en los intereses de tu hipoteca. Y, a pesar de que se trata de un importante respaldo con respecto a ésta, no es tampoco es obligatorio que lo firmes con tu banco, por lo que puedes acudir a la aseguradora que más te interese.

Sin duda, contar con un seguro para la hipoteca de tu nuevo hogar es siempre recomendable, especialmente:

  • Durante los primeros años del préstamo (en los que los intereses son mayores).
  • Si vas a acceder a una hipoteca larga para financiar tu vivienda.
  • Si sois una familia joven que no quieren tener problemas si algún día falta o se ve afecta la persona asegurada.Por último, hay que mencionar una gran ventaja de esta clase de seguros, y es que están vinculados al préstamo de la hipoteca en lugar de a la vivienda. Por lo que puede continuar en vigor bajo las mismas condiciones, aunque cambies de residencia, pudiendo tenerlo como aval para ese supuesto segundo hogar.

¿Qué situaciones cubren estas pólizas? Debes buscar una que te dé protección en diversos aspectos, pero normalmente cubren el fallecimiento y la invalidez (permanente o absoluta) del tomador del seguro.

Conoce las posibilidades de personalización y sus costes

En función de tus gustos y preferencias, puedes escoger entre distintas posibilidades (o no) para personalizar tu nueva casa:

  • Comprarla tal y como viene, sólo adaptándote a ella.
  • Terminar de personalizarla, si la construcción ya está muy avanzada, eligiendo suelos, distribución de las habitaciones, etc.
  • Personalizarla de manera total, tomando decisiones sobre todo en todo instante. 
  • Sin embargo, cada una de estas opciones conlleva precios muy diferentes, por lo que tendrás que evaluar este factor antes de nada. Infórmate sobre qué incluyen los costes y que esto quede por escrito para evitar sustos.

Calcula tu presupuesto correctamente

Por último, te recomendamos que, antes de lanzarte a buscar tu nueva casa, eches manos de la calculadora y hagas cuentas. No te fijes en hogares que no vas a poder costearte después. Haz números considerando tus ahorros y ganancias, presentes y futuras, para no pasar aprietos financieros más adelante.

Una buena referencia a tener en mente puede ser haber ahorrado, como mínimo, un 30% del coste que no va a cubrir la hipoteca más el precio de compra. 

Ahora ya conoces cuáles son las claves a la hora de entrar a vivir a una casa recién construida. Sigue estos consejos y asegúrate de que esta compra tan importante en tu vida sea todo un éxito.


Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus