por InfoConstrucción 27 de febrero, 2019 Novedades comentarios Bookmark and Share
< Volver

La espuma rígida de poliisocianurato se emplea con éxito en sistemas como el Tectum-First de BMI. El aislamiento en una cubierta puede evitar hasta el 30 % de pérdidas de energía y es una parte fundamental de la envolvente de un edificio.

Esta nueva solución constructiva de BMI puede emplearse tanto en tejados de teja cerámica como de hormigón y está compuesto por tejas y piezas fabricadas con tecnología BMI.

El elemento diferenciador y exclusivo del sistema Tectum-First es el panel Clima–First (realizado con PIR). Se trata de un panel de aislamiento machihembrado con film impermeable y adhesivo incorporado, que permite la unión transversal y longitudinal de las placas, y que forma, un bloque completo de aislamiento sobre la superficie base del tejado, sin puentes térmicos y con una impermeabilización total.

José Hermindo Prieto recuerda que “en cubierta plana se instala siempre la impermeabilización por encima del PIR utilizando las fijaciones adecuadas y soldando de láminas correspondiente. En cubierta inclinada se emplea en combinación con la barrera de vapor para lograr una mejor estanqueidad interior y con una lámina impermeable al agua, al viento y transpirable al vapor en la cara superior”.

Es importante seguir siempre las indicaciones del fabricante para su correcta instalación, así como garantizar que se cumplan todas las prestaciones de este tipo de aislamiento térmico

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus