por InfoConstrucción 13 de julio, 2020 Novedades comentarios Bookmark and Share
< Volver

Las soluciones Sika para cubiertas frías se instalan rápidamente de forma sencilla, y sus beneficios van mucho más allá de la impermeabilización, ahorrando energía y reduciendo el efecto de islas de calor urbano. 

La instalación de cubiertas frías en los edificios es una manera rápida y sostenible de reducir el efecto de isla de calor en las ciudades, es decir, la diferencia de temperatura entre las zonas urbanas y suburbanas mucho más altas que su entorno rural.

La temperatura media anual del aire en una ciudad de más de un millón de habitantes puede estar fácilmente entre 1 y 4 °C más alta que en  el entorno rural y en una noche clara y tranquila la diferencia puede ser de 12 °C o más. La principal causa de las islas de calor urbano es la modificación del terreno natural en la superficie de las ciudades. La vegetación natural es sustituida por un entorno construido, con la mayoría de las superficies
caracterizadas por una baja reflectancia solar y alta impermeabilidad junto con materiales de alta densidad que absorben grandes cantidades de energía térmica y la liberan en forma de calor.

Los beneficios de instalar una cubierta fría van mucho más allá que la impermeabilización, obteniendo ciudades más frescas y saludables, una mejor calidad del aire, la mitigación del cambio climático y la reducción de las emisiones de efecto invernadero, además del menor consumo de energía de los edificios que las incorporan. 

Sika cuenta con una amplia gama de soluciones de cubierta fría, que puedes consultar en su Catálogo Sika para cubiertas frías. 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus