por InfoConstrucción 16 de diciembre, 2020 Novedades comentarios Bookmark and Share
< Volver

Llegó el momento de renovar las ventanas de casa. Una de las mejores decisiones que podrás tomar para mejorar el bienestar y confort de tu hogar. Para poder elegir los materiales que mejor se ajustan a nuestro hogar, debemos conocer las prestaciones y características de cada uno de ellos.

El aislamiento del frío y del calor

La temperatura de tu hogar no depende solo de la calefacción o el aire acondicionado. Las ventanas son muy importantes a la hora de obtener la temperatura adecuada, por lo que una buena ventana de acero aislará tu casa del frío y del calor, logrando que el consumo energético sea menor.

Todos los materiales no aíslan de la misma manera. Actualmente, las ventanas de acero con rotura de puente térmico presentan un aislamiento térmico excelente, incluso en lugares con temperaturas muy bajas. Por otro lado, en los meses de verano, las ventanas de acero con rotura de puente térmico crean un obstáculo térmico que hará que apenas necesitemos encender el aire acondicionado, ahorrando energía. En contra del imaginario popular, los niveles de aislamiento térmico del acero están por encima de las de otros metales empleados en ventanas y puertas como el aluminio.

El aislamiento acústico de las ventanas de acero

Las ventanas de acero, también son un elemento de primera necesidad a tener en cuenta para aislar tu casa acústicamente del ruido externo. En zonas muy pobladas, como las grandes urbes, las ventanas de acero son muy importantes.

En este caso, también debemos recomendar la elección del acero. Ya que este material proporciona un gran aislamiento acústico, incluso en aquellas zonas impregnadas de contaminación acústica, como las grandes ciudades o zonas próximas a aeropuertos.

 El factor más determinante para un elemento con respecto a la atenuación acústica es su masa, a mayor masa, mayor capacidad de aislamiento acústica y el acero, con una alta densidad es un gran aliado frente a otros materiales. Gracias a su masa se produce una mayor dispersión acústica.

Esto hará que las estancias interiores, ya sean de tu hogar u oficina, sean mucho más tranquilas, sin problemas para conciliar el sueño y facilitar la concentración. En definitiva, las ventanas de acero mejoran la calidad de vida de las personas que viven en estos lugares.

Evitar los problemas de condensación

Debido a la humedad relativa del ambiente, la cual se genera por los cambios de temperatura del aire, en el interior de condensada los edificios pueden darse condensaciones... Este efecto se traduce en gotas de agua en la cara interior de las ventanas, algo que, además, puede pasarte factura en otros elementos y materiales de tu hogar como son las paredes, cortinas o incluso en muebles de madera y parqué.

En el caso de las ventanas de acero esto no sucede porque la variación térmica del interior se reduce. La tecnología de rotura de puente térmico es tal que minimiza al máximo el riesgo de condensación. El problema de humedades pasará a un segundo plano con este tipo de ventanas.

Ventanas de acero con una larga vida útil

Cuando nos planteamos escoger un material que perdure en el tiempo, el acero nuevamente es la mejor opción Las ventanas de acero no se alteran con el cambio de temperaturas, ni con la radiación solar, la humedad, el frío o la salinidad. Este tipo de ventanas, no se ven afectadas tampoco por la contaminación del medio ambiente. Además, hay que añadir que apenasrequieren mantenimiento tan sólo necesitas agua caliente y jabón. Sin duda, una opción ideal para despreocuparse por la durabilidad de tus ventanas.

Opción respetuosa con el medio ambiente

Si finalmente elegimos ventanas de acero, estaremos siendo responsables con el medio ambiente, un punto importante a tener en cuenta.

En el caso del acero estamos ante un material benévolo con la tierra. Sólo emite vapor de agua a la atmósfera durante su proceso de transformación y se trata de un material reciclable hasta en un 93%. El acero encaja a la perfección en  la definición de economía circular, relacionada directamente con la sostenibilidad.

Amplia gama de colores, acabados y herrajes

Por sus características, el acero es uno de los materiales más interesantes para renovar nuestras ventanas. Es ecológico, sostenible y con buen aislante. Además, las ventanas de acero se pueden personalizar gracias a los diferentes acabados y colores disponibles.

Por ejemplo, fabricantes como Jansen, ofrecen una amplia gama de acabados para este tipo de ventanas. Su vasto catálogo hace que el cliente pueda disponer de una lista interminable de acabados. Acero galvanizado para lacar, acero inoxidable o incluso acero corten.

Gracias a su proceso de fabricación, en el cual se pintan las ventanas y puertas una vez fabricadas, en hornos especiales de alta eficiencia, se puede elegir cualquier color y acabado, no hay límite a la hora de dar rienda suelta a nuestra creatividad.

La empresa suiza, con presencia en España desde hace 25 años, ofrece la personalización para cualquier tipo de estilo de decoración. Las ventanas con perfiles de acero Jansen pueden además personalizarse con una gran variedad de bisagras, manetas y pomos.

Sistemas de apertura ¿pivotante o abisagrado?

Una vez tomada la decisión de renovar las ventanas, debemos elegir el sistema de apertura que más se adapte a nuestras necesidades. Los más utilizados son los pivotantes y los abisagrados, aunque en las ventanas de acero y puertas Jansen encontramos una variedad enorme: proyectantes, basculantes, elevables, replegables... Los sistemas abisagrados son quizá los más demandados, tanto en ventanas como en puertas acristaladas.

En espacios grandes, este tipo de ventanas suele dar buen resultado. No obstante, hay que tener en cuenta que las ventanas pivotantes pueden ser más apropiadas si queremos abrir grandes ventanas acristaladas.

Por otro lado, los sistemas de acero consiguen que la perfilería sea la más esbelta de todas, dejando más espacio para la visión de nuestros paisajes, y dando un toque de distinción a nuestras viviendas.

Actualmente hay soluciones que permiten la apertura de grandes espacios con el uso de perfiles mínimos, como las que ofrece Jansen con su Janisol Arte. Un sistema de ventanas con perfiles ultrafinos, los más esbeltos del mercado, que además contribuyen al ahorro de energía gracias a sus altas prestaciones Se adapta a grandes superficies, así como a edificios históricos protegidos en  los que las ventanas de hierro son protagonistas.

Aparte de estos dos sistemas, otro de los más demandados es el de VISS Door. Son sistemas de puertas disponibles en dos tipos de apertura, la pivotante y la abisagrada, ampliando las opciones de diseño para los arquitectos, llegando a realizar puertas de hasta 7 metros de altura, elementos solo al alcance del acero.

Por último, no olvides que siempre puedes optar por el sistema de Janisol Hi Ventana, las ventanas más robustas del mercado, con menor mantenimiento y que además cuentan con homologaciones contra el robo, o incluso passivhaus. Una apuesta segura.

“Los productos de más alta calidad nunca serán los más baratos, pero en el medio y largo plazo un producto con la durabilidad y garantías del acero siempre será el más económico.”

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus