por InfoConstrucción 25 de febrero, 2021 Novedades comentarios Bookmark and Share
< Volver

La topografía tanto para obras como para realizar análisis topográficos del terreno avanza a pasos enormes a lomos de las empresas que están apostando por las nuevas tecnologías, que permiten realizar los trabajos en cualquier entorno y con una precisión milimétrica. Es el caso de la incorporación de las mediciones con drones. La aplicación de avances tecnológicos en la empresa permite optimizar recursos, pero, para que su uso sea eficiente, se debe implementar de manera profesional. “Este es el caso del seguimiento del desarrollo de obras de construcción con drones; aporta innumerables beneficios, siempre que se tengan en cuenta los criterios técnicos adecuados”, aseguran desde la empresa especializada Ofiteat.

Para obtener un resultado satisfactorio en el seguimiento de obras con drones es imprescindible conocer la obra en la que se va trabajar. Es obligatorio disponer del layout del proyecto, para poder planificar sobre él, ya que, al inicio de los trabajos, no se sabe por dónde irá el trazado.

Del mismo modo, hay que implantar o materializar una serie de puntos de control, que se podrán usar como puntos de apoyo y seguimiento en resto de vuelos.

“Un error muy frecuente es observar estos puntos de control solo la primera vez, y en las siguientes, suponer que no han tenido variaciones. Se recomienda observarlos en cada toma y garantizarnos la estabilidad de los mismos. Es la única manera de garantizar la precisión en planta y alzado de la obra”, explica un representante de Ofiteat.

Por otra parte, no se debe usar siempre el mismo plan de vuelo. El hacerlo facilita la comparación de las zonas de forma clara y sencilla. Si se usan vuelos diferentes, se necesita más post-proceso y una interpretación de lo que se observa. “Se recomienda disponer de un comparador de imágenes. En Ofiteat contamos con la tecnología BIG Monitor, que no sólo compara imágenes, sino que tb compara MDT on-line y en tiempo real”, señalan.

Finalmente, no se recomienda entregar el trabajo sin más, en lugar de consultar si existen levantamientos previos o movimientos que mediante el dron no se hayan podido observar, bien porque ya se han ejecutado y tapado, bien porque sean ajenos a la traza del seguimiento y se deban tener en cuenta. Hay muchos movimientos de tierra, como pueden ser préstamos externos o internos en la obra, tapado de blandones, arreglo de vaguadas, etc., que deben ser facilitados por la constructora para su medición.

“Es importante combinar ambas tecnologías para que el resultado del seguimiento sea lo más fidedigno de lo acontecido durante ese periodo”, concluyen desde Ofiteat en este artículo.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus