por InfoConstrucción 17 de noviembre, 2014 Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

Zardoya Otis ha presentado un nuevo modelo de ascensor que no necesita de la red eléctrica para su funcionamiento: el Otis GeN2 Switch Solar.

Este ascensor genera la misma energía que consume al estar conectado a unos paneles fotovoltaicos, por lo que el ahorro en la factura de la luz es del cien por cien. El lanzamiento se celebró a finales de octubre en el centro industrial que la compañía posee en el Parque Tecnológico de Leganés (Madrid), donde se fabricará en exclusiva para todo el mundo.

El Otis GeN2 Switch Solar funciona con energía cien por cien limpia producida por unos paneles solares fotovoltaicos conectados al ascensor, que le proporcionan la energía que necesita para su funcionamiento. Gracias a su sistema de acumuladores, el ascensor almacena también la energía que genera cuando baja cargado o sube vacío, con lo que su autonomía de la red eléctrica es total.

Si se producen periodos de tiempo prolongados sin el suficiente nivel de insolación, el Otis GeN2 Switch Solar es capaz de funcionar también con una corriente monofásica de 220V, disponible en cualquier tipo de edificación.

“Este ascensor es el mejor ejemplo de la apuesta de Otis por la tecnología más avanzada unida a una filosofía de respeto al medio ambiente en todos nuestros productos y servicios”, afirmó Bernardo Calleja, consejero delegado de Zardoya Otis.

Sistema GeN2, más eficiente y seguro
El sistema GeN2 de cintas planas de acero recubiertas de poliuretano permite aplicar los últimos avances tecnológicos para conseguir ascensores silenciosos y lograr un ahorro energético de hasta el 75 por ciento con respecto a los ascensores convencionales. También hace posible que el Otis GeN2 Switch Solar no genere residuos contaminantes y sea mucho más eficiente.

El Otis GeN2 Switch Solar permite reducir de modo extraordinario el desgaste del ascensor frente a un modelo convencional. Las cintas planas de acero recubiertas de poliuretano no necesitan poleas ranuradas, reduciendo el desgaste e incrementando la durabilidad. Al utilizar una máquina sin engranajes, se reducen las partes móviles y, por tanto, se minimiza la posibilidad de incidencias.

El estado de las cintas planas está monitorizado 24 horas al día, los 365 días del año gracias al dispositivo Pulse, que detecta electrónicamente cualquier anomalía.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus