por InfoConstrucción 15 de septiembre, 2015 Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

Porcelanosa acerca sus productos al corazón mundial del comercio y lo hace a través de su principal arteria, la Quinta Avenida. Es el lugar escogido para implantar su tienda en la Gran Manzana y convertir un emblemático edificio de principios de siglo XX en referencia de la arquitectura y el interiorismo de la mano del arquitecto Norman Foster.

La nueva tienda insignia de Porcelanosa se levanta en la estratégica confluencia de la Quinta Avenida con Broadway, frente al edificio Flatiron. Este distrito en auge acoge las mejores firmas de interiorismo internacionales.

Con seis alturas, las plantas inferiores del edificio están destinadas a la exposición de los productos de las ocho firmas que forman la compañía -desde pavimentos y revestimientos cerámicos, hasta materiales naturales, equipamientos para cocina y baños o sistemas constructivos-, mientras las superiores albergarán oficinas, salas de reuniones y un amplio espacio para conferencias, seminarios y exposiciones.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus