por InfoConstrucción 21 de julio, 2016 Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

Hispalyt ha publicado en el apartado de estadísticas de su web los datos del sector en 2015. Se trata del primer año desde que empezó la crisis en el que se experimenta una subida en los datos de producción y facturación respecto al año anterior.

2015 es el primer año desde que empezó la crisis en el que se experimenta una subida en los datos de producción y facturación con respecto al año anterior. Hispalyt, Asociación Española de Fabricantes de Ladrillos y Tejas de Arcilla Cocida, ha publicado recientemente en el apartado de Estadísticas de su página web www.hispalyt.es

El sector de cerámica estructural viene sufriendo desde el año 2008, al igual que otros sectores ligados a la construcción, una bajada de ventas que ha obligado a las empresas a adaptarse irremediablemente a la situación, concentrando la producción en determinados meses del año, lo que ha repercutido en una bajada del número de trabajadores, del volumen de negocio.

No obstante, 2015 es el primer año desde que empezó la crisis en el que se experimenta una subida en los datos de producción y facturación con respecto al año anterior.

En lo que a número de empresas se refiere, en el año 2007 había en el sector 430 empresas, mientras que en 2014 había 200 y en había 195. Esto implica una reducción del número de empresas del 54,65 % con respecto al año 2007 y un 2,5 % con respecto al año anterior.

El año 2007 la producción era de 28,8 millones de toneladas, mientras que en el año 2014 fue de 3,9 millones de toneladas y en el año 2015 fue de 4,1 millones de toneladas, la misma cifra alcanzada en el año 2013. Esto implica una reducción de la producción de más del 85 % con respecto al año 2007, y un incremento del 5,13 % con respecto al año anterior.

Según datos de elaborados por Cepco a partir de Icex y de Aeat, destacar que ésta se produce en el sector fundamentalmente para el caso de la teja cerámica, aunque en los últimos años destaca con fuerza también el ladrillo cara vista. Los datos de exportación del año 2007 fueron 47.822.000 euros, los del año 2013 41.260.000 euros, los del año 2014 43.260.000 euros y los del año 2015 48.774.000 euros. Así, en la exportación del sector en 2015 se percibe una ligera recuperación con respecto al año 2007, pero una importante mejora con respecto a los datos de los últimos años.

En cuanto a volumen de negocio, se ha producido un efecto similar al de la producción del sector, pasando de 1.505 millones de euros en 2007, a 210 millones de euros en el año 2014 y 230 millones de euros en el año 2015, la misma cifra alcanzada en el año 2013. Esto implica una reducción de la facturación de cerca del 85 % con respecto a 2007, y un incremento del 9,52 % con respecto al año anterior.

En lo que a número de empleados se refiere, en 2015 la cifra ha variado levemente con respecto al año anterior, pasando de 5.600 empleados en 2014 a 5.500 en 2015. Con respecto a 2007, la caída del número de trabajadores ha sido de un 61,10 %.

Se puede afirmar que en el año 2014 el sector tocó fondo y que en el año 2015 se inició la recuperación del sector. No obstante, esta mejoría es todavía muy leve, y no se esperan datos mejores en este año 2016, dado que la actual situación de inestabilidad política y la falta de Gobierno, está influyendo de forma negativa en la recuperación del sector de la construcción, al generar inseguridad en los inversores nacionales y extranjeros.

Hispalyt confía en que, con la recuperación del sector inmobiliario, se reactive el sector de fabricación de productos de cerámica estructural, ya que éstos cuentan con el respaldo del consumidor final, que valora muy positivamente sus prestaciones: resistencia mecánica, aislamiento térmico, aislamiento acústico, ahorro de costes y energía, facilidad de colocación y respeto al medioambiente, al tratarse de un material 100% natural y ecológico.

 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus