por InfoConstrucción 26 de noviembre, 2020 Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

Este 2020 será de nuevo muy relevante para el sector de la piscina en España, a pesar del impacto que la pandemia supone para la economía y la sociedad, según el Barómetro sectorial realizado por Asofap (Asociación Española de Profesionales del Sector Piscina).

El Barómetro, presentado en el transcurso del III Foro Piscina & Wellness celebrado este mes virtualmente y en el que participan fabricantes y distribuidores de productos, equipos y tecnologías para piscinas, constructores, instaladores y empresas de mantenimiento de toda la geografía española, ha mostrado que en 2020 el 77% de las empresas ha aumentado la cartera de clientes, el 66% ha obtenido nuevos proyectos y el 50% prevé ampliar su área de actuación geográfica en 2021.

Además, el 45,8% de las empresas encuestadas considera favorables sus perspectivas de negocio para este año, un 30,2%, normales y un 24,1%, desfavorables. Unos datos que sitúan el Índice de Confianza Empresarial de este sector en 27,3 puntos, que es un buen dato sobre las sensaciones y seguridad de los empresarios en este 2020.

Y es que este nivel de confianza es mucho menor que en años anteriores (63,5 puntos en 2018-2019 y 43,7 puntos en 2019-20) lo que parece responder, en buena medida, al clima económico generado por la Covid-19. No obstante, el 47,6% de las empresas del sector espera un mejor 2021; el 57,7% prevé un crecimiento normal, mientras que el 14,6% tiene unas perspectivas desfavorables; situando el índice de confianza hasta los 33 puntos.

Fortaleza del sector de la piscina en España

El Barometro muestra que las empresas con mayores dificultades en 2020 son aquellas cuyo negocio depende mayoritariamente de las piscinas de uso público y de las privadas de uso colectivo, que han sufrido múltiples restricciones debidas a la pandemia. Si bien el 30% de las empresas del sector han sufrido una caida de su facturación con respecto a 2019, el porcentaje asciende al 61% entre las firmas especializadas en piscinas de uso público.

La crisis sanitaria ha tenido un impacto negativo por las dificultades de relación con los clientes, la imposibiliad de bajar costes de producción, realizar proyectos y atender la demanda.

Para el presidente de Asofap, Pedro Arrebola, “el Barómetro refleja la fortaleza del sector de la piscina a pesar de la compleja situacion que vive la economía en España y en todo nuestro entorno a causa de la pandemia y el optimismo con que, en términos generales, encara el futuro tanto en el mercado de la nueva construcción y la rehabilitación como en el del mantenimiento, que continua ganando peso”. Arrebola ha destacado asimismo “la importancia de seguir avanzando en la profesionalización del sector y en su apuesta por la digitalización y la sostenibilidad”.

Tres líneas equilibradas

España es el cuarto país del mundo y el segundo de Europa en número de piscinas con un parque actual de 1,3 millones de unidades (entre las de uso residencial y las de uso público y colectivo). Se trata, por tanto, de un mercado maduro con especial atractivo en el apartado de equipamiento, mantenimiento rehabilitación o reforma integral de estas instalaciones

Desde Asofap se estima que en 2020 se construirán en España 25.000 nuevas piscinas, una cifra muy similar a la de 2019. El negocio del sector se distribuye de forma equilibrada entre sus tres grandes líneas: construcción, renovación y mantenimiento y aunque la primera sigue superando a la segunda (35,8% versus 29%) cabe destacar la tendencia de crecimiento relativo de la renovación, un 1,5% este año, que se va consolidando al alza en los últimos ejercicios.

Respecto al tipo de piscinas según su uso, el 51,6% del negocio de las empresas se encuadra en la instalación o mantenimiento de piscinas residenciales, esto es, las ubicadas en casas de particulares. Mientras que el volumen de negocio proveniente de las piscinas de uso público y colectivo (comunidades de vecinos, establecimientos turísticos, parques acuáticos y centros deportivos) representa en conjunto un 48,4 % del mercado que, como se ha señalado, se ha visto especialmente perjudicado este año.

Digitalización y sostenibilidad

La mayoría de las empresas del sector piscina señalan como principales retos la demanda de profesionalización, la sostenibilidad y la digitalización, es decir de generar nuevo talento, la necesidad de abordar soluciones respetuosas con el medio ambiente y tener presente las nuevas oportunidades de negocio vinculadas a la automatización de procesos y control y a la conectividad.

En este sentido, el presidente de Piscina & Wellness Barcelona y presidente ejecutivo de Fluidra, Eloi Planes, destaca que “la digitalización y la sostenibilidad son conceptos básicos para el futuro del sector de la piscina y el wellness”, destacando “la capacidad de las empresas de asumir los retos de una mayor sensibilidad social y medioambiental”.

Respecto a los productos más demandados figuran en primer lugar los equipos de electrolisis de sal, los sistemas de dosificación y control, las soluciones de automatización de procesos, como es el caso de los robots limpiafondos, los sistemas de iluminación LED, la climatización por bombas de calor y las cubiertas. El Barómetro señala como demandas asociadas al sector la facilidad de mantenimiento, el bajo consumo energético, la conectividad y la domótica, la rapidez constructiva y de rehabilitación y los productos y servicios respetuosos con el medio ambiente.

El sector de la piscina en España está formado por 2.500 empresas que emplean a 70.000 personas directa e indirectamente.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus