por InfoConstrucción 11 de noviembre, 2020 Novedades comentarios Bookmark and Share
< Volver
Los intercambiadores entálpicos de Zehnder Group mantienen una humedad constante del 60%, una factor que ayuda a limitar las infecciones y pueden reducir la dispersión de las partículas de virus. 

La ventilación natural durante los meses más fríos cuenta con un problema de sequedad, ya que el aire es muy seco. Por ese motivo, es recomendable un sistema de ventilación con recuperador entálpico que garantice la renovación del aire y el mantenimiento de los niveles de humedad por encima del 50% para impedir la transferencia del virus. 

Los intercambiadores entálpicos de Zehnder Group garantizan un control constante de la humedad y la temperatura en los meses de invierno. Los sistemas de ventilación de la multinacional suiza utilizan membranas Core, con propiedades herméticas y con dos capas que bloquean el paso de contaminantes y virus. 

Para comprobar la efectividad de esta membrana Core, esta se ha sometido al protocolo ASTM F-1671, una prueba de 
penetración viral para ropa de protección médica. En esta prueba, se ha comprobado que las membranas bloquean por completo la transferencia de contaminantes biológicos mayores de 25 nanómetros de tamaño, las partículas virales Covid-19 tienen un diámetro promedio de 125 nm. De este modo, los intercambiadores permiten una separación completa de los flujos que pasan por su interior, sin que se mezclen, y que el aire viciado pueda contaminar.

Los intercambiadores Zehnder, además, están sujetos a pruebas de hermeticidad para garantizar la estanqueidad al aire y están certificados para no superar una contaminación cruzada en más del 1%.

Asimismo, permiten la separación completa de los flujos de aire, en particular el aire exterior de suministro nunca entra en contacto con el aire extraído del interior de la vivienda.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus