9 de febrero, 2015 Sostenibilidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

Los ingresos agregados de las empresas de abastecimiento de agua cerraron 2014 con una cifra de 3.640 millones de euros, un 2,5% más que en el año anterior, según informa el estudio “Sectores” elaborado por la empresa DBK. La diversificación de su actividad y la internacionalización destacan como las principales estrategias de las empresas del sector ante la madurez del mercado interno.

El nuevo ajuste al alza de tarifas aplicado en 2014, inferior al del año anterior, posibilitó que el volumen de negocio derivado del abastecimiento de agua finalizara el ejercicio con un incremento estimado en torno al 2,5%, hasta situarse en unos 3.640 millones de euros.

La mejora de las condiciones económicas favorecerá una desaceleración en el ritmo de caída del consumo de agua en 2015, si bien el estancamiento o la leve subida de las tarifas prevista permite pronosticar una moderación en el ritmo de crecimiento de la facturación sectorial, la cual podría situarse en unos 3.675 millones de euros, un 1% más respecto a 2014.

La evolución del mercado de distribución de agua ha estado condicionada en los últimos años por la tendencia a la baja del consumo y la trayectoria aumentativa de las tarifas del servicio. Tras la tendencia a la baja registrada en el bienio 2012-2013, el número de empresas dedicadas a la captación, distribución y depuración de aguas se situó a principios de 2014 en 2.924, lo que supuso 96 empresas más respecto a la misma fecha del año anterior.

Destaca la presencia de grandes grupos especializados en el sector del agua y empresas integradas en algunos de los principales grupos constructores, generalmente a través de sus divisiones de servicios urbanos o medioambientales.

En un contexto de escasez de nuevas licitaciones de contratos para la gestión del ciclo del agua, para las empresas del sector toman importancia las estrategias de diversificación hacia otros ámbitos del sector del agua y la internacionalización de su actividad.

Así, se estima que el volumen de agua consumida cerró el ejercicio 2014 con una disminución del 0,6%, tras la caída del 1% contabilizada en el año anterior, hasta situarse en unos 3.285 de hectómetros cúbicos.

Algo más del 69% del agua abastecida se destina a uso doméstico, correspondiendo a la industria, los servicios y la ganadería una participación conjunta del 21% y al segmento de consumos municipales y otros usos el 10% restante.

Considerando globalmente a los grupos empresariales presentes en el sector, los cinco operadores líderes reunieron de forma conjunta algo más del 60% del valor total del mercado de abastecimiento en 2013.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus