Publicidad
Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

El Gremio de Constructores de Obras de Barcelona exige ampliar la dotación presupuestaria a las ayudas a la rehabilitación, reducir la fiscalidad y mejorar la gestión administrativa y las condiciones de financiación como medidas imprescindibles para garantizar la habitabilidad de los edificios de viviendas en Cataluña.

La altísima cifra de 105.289 edificios de viviendas mal conservados en Cataluña, tal como recoge el último informe publicado por la CNC, obliga a la administración a elaborar una estrategia con soluciones efectivas para hacer frente al problema.

En Cataluña, sólo en el 2013, los bomberos actuaron en 2.557 ocasiones por causas derivadas de patologías de edificación y 40 por el derrumbamiento de edificios. Es por ello que desde el Gremio de Constructores de Obras de Barcelona y Comarcas piden que la administración asuma el problema e impulse con contundencia la rehabilitación de los edificios en mal estado.

Entre las medidas que según el gremio se deben tomar, está la de reforzar la dotación presupuestaria asignada al Plan Estatal de Vivienda 2013-2016, de 2.331 millones de euros. También han remarcado la escasa inversión que caracteriza al conjunto del Estado. Así, mientras que en España sólo se destina una 10% de la inversión inmobiliaria para reformar edificios, en otros países como Alemania la inversión para rehabilitar llega al 70%.

Por otro lado, demandan promover con más firmeza la concesión de subvenciones a la rehabilitación en actuaciones de conservación, mejora de la calidad, accesibilidad, habitabilidad y eficiencia energética. Así como rebajar el IVA en todas las actuaciones de rehabilitación y simplificar en materia normativa y en materia de concesión de ayudas.

Tal y como manifiestan las empresas del sector, uno de los grandes problemas a la hora de gestionar una actuación de rehabilitación es la ingente cantidad de burocracia que hay que tramitar. Asimismo, hay que aclarar los criterios actuales de aplicación del IVA
reducido, que causan gran confusión tanto en constructores como
en los mismos inspectores.

Instaurar los plazos máximos para reformar y revisar los diferentes elementos del edificio también sería otra de las medidas. Tal como está sistematizado en países de nuestro entorno como Francia o Bélgica, la revisión y las actuaciones de mantenimiento de los edificios deberían normalizarse mediante la imposición de mínimos exigibles por parte de los ayuntamientos.

El Gremio de Constructores de Obras de Barcelona y Comarcas
El Gremio de Constructores de Obras de Barcelona y Comarcas es una entidad sin ánimo de lucro nacida en 1211 que representa a 1.300 pymes del sector constructor catalán. El principal objetivo de la entidad es la defensa de los intereses de sus agremiados y la representación de las empresas constructoras catalanas ante las Administraciones, instituciones sociales, entidades vinculadas al mundo de la construcción y medios de comunicación.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus