por InfoConstrucción 8 de julio, 2015 Empresa comentarios Bookmark and Share
< Volver

La energía más barata es aquella que no se consume, no necesita ser generada, importada o pagada. Para demostrarlo,Isover ha puesto en marcha una experiencia utilizando dos maquetas de dimensiones idénticas con la diferencia de que una de ellas estaba perfectamente aislada y la otra no. Una iniciativa para concienciar a los ciudadanos de las ventajas del aislamiento.

Se situaron las casetas con una superficie de la envolvente de 18,14 m2 en una de las plazas más céntricas de Cuenca. La transmitancia media de la superficie de la envolvente de la maqueta bien aislada es de 0,09 W/m2 K y la que no dispone de aislamiento de 0,85 W/m2 K. La casa correctamente aislada contaba con aislamiento de Isover de altas prestaciones térmicas y acústicas.

En cada una de las maquetas se depositó un bloque idéntico de hielo de aproximadamente 1 m3, a una temperatura de -20 ºC para que todos los ciudadanos de cuenca pudieran responder al desafío que consistía en predecir cuantos litros de agua se derretirían en cada una de las casas.

Durante el periodo diurno, se fueron monitorizando las temperaturas externa e interna de ambas maquetas a través de una sonda situada en los mismos lugares de la fachada de la maqueta (sonda exterior) y del interior del volumen de cada maqueta (sonda interior).

Con una construcción compacta, estanca al aire, sin puentes térmicos y con un buen nivel de aislamiento, se puede tener un edificio de muy baja demanda energética.

Al final del experimento, la mayor parte del hielo procedente de la maqueta sin aislamiento se fundió, mientras que en el caso de la maqueta con aislamiento solamente se derritió el 6% del hielo inicial.

La diferencia de pérdidas de energía con espesores de aislamiento optimizados, hace de la calidad de la envolvente térmica un valor seguro y rentable. Este es el concepto básico de las casas basadas en el diseño Multi Comfort House de Isover donde en periodos calientes, el perfecto aislamiento térmico hace que la demanda de refrigeración para obtener una temperatura interior placentera se reduzca hasta en un 90%, garantizando el confort térmico y acústico de los usuarios.

 

Resultados

Como se puede observar en la imagen adjunta, la temperatura interior de la maqueta sin aislamiento ´copia´ las variaciones de la temperatura exterior, mientras que en la aislada la temperatura interior es prácticamente constante, sin verse afectada por las variaciones externas de temperatura.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus