por InfoConstrucción 15 de febrero, 2017 Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

El Colegio de Aparejadores de Cataluña ha aprobado un nuevo código deontológico y de buenas prácticas de los profesionales de la arquitectura técnica, con el fin de “potenciar las buenas prácticas en el ejercicio de la profesión”. “El resultado es un código moderno, claro y sencillo basado en casos reales”, declaró Jordi Gosalves, presidente de los aparejadores barceloneses.

La redacción y tramitación de este nuevo código se inició en el año 2015 como una de las acciones definidas en el plan estratégico del colectivo de aparejadores adoptado en 2012 y ha sido consensuado por el conjunto de los colegios catalanes. Gosalves insistió en que el código “no responde a una necesidad de hacer frente a una mala praxis profesional, sino que, al contrario, la mayor parte de la profesión actúa de manera correcta”.

Siguiendo ese mismo hilo, el Colegio de Aparejadores declara que actualmente los colegios tramitan pocos expedientes sancionadores debido a que no produce un número elevado de conflictos deontológicos y, cuando se producen, lo más habitual es lograr un acuerdo entre el cliente y el profesional. En Barcelona se han tramitado un total de 148 expedientes de mediación entre clientes y colegiados, con un resultado de nueve expedientes sancionadores. 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus