por InfoContrucción 13 de noviembre, 2019 Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

Hispalyt se ha unido junto a las asociaciones del sector de la construcción española Andimac y la Confederación Nacional de la Construcción (CNC) a la campaña ‘Alepoh’, para recaudar un millón de euros que permita mantener el proyecto de reconstrucción de la ciudad siria de Alepo.

‘Alepoh’ es un proyecto de la ONG española Rescate en colaboración con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que se ha presentado en una rueda de prensa en la Casa Árabe de Madrid. En el acto han intervenido Jorge Martínez, director creativo de la campaña, Cristina Bermejo, directora de la ONG Rescate, Soura Al Joundi, jefa de misión en Siria de la organización, José Pablo Martínez, Secretario General de la CNC, Sebastián Molinero, Secretario General de Andimac, y Francisco J. Morant, presidente de Hispalyt.

Francisco J. Morant ha destacado que el ladrillo “simboliza, como ningún otro elemento, al sector de la construcción”, y ha señalado que para Hispalyt es importante que sea un proyecto local que vaya a tener continuidad en el tiempo. “No se nos ocurre una idea más fuerte que la de una ciudad que vuelve a levantarse a partir de sus escombros”, ha manifestado.

Alepo ha sido una de las ciudades más devastadas por los continuos bombardeos. Con el objetivo de reconstruirla pusieron en marcha ‘La Fábrica de Esperanza’. Esta iniciativa tiene como misión formar a los habitantes de la ciudad para que aprendan a realizar ladrillos a partir de los escombros y que estos puedan ser vendidos a un precio muy inferior al del mercado.

Para financiar el proyecto, ONG Rescate ha lanzado una edición limitada de 2.000 ladrillos al precio de 500 euros cada uno. Se trata del más caro del mundo. El objetivo de la campaña es involucrar al mayor número de empresas del sector de la construcción, para que compren uno de estos materiales solidarios, con el fin de recaudar un millón de euros que se destinaría a sostener el trabajo en Siria.

Los ladrillos llevan estampado ‘Made in Spain for Alepo’ y son blancos como símbolo de paz, producidos con arcillas caoliníticas de gran pureza procedentes del centro de la península Ibérica. 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus