por InfoCostrucción 13 de enero, 2020 Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

El informe de la consultora inmobiliaria Savills Aguirre Newman, European Property Themes 2020, estima que las principales tendencias del mercado inmobiliario de inversión en Europa en 2020, girarán en torno a la asequibilidad, la sostenibilidad, la reconversión de espacios, el auge del space-as-a-service y las infraestructuras.

Savills Aguirre Newman prevé que la competencia por activos prime se mantendrá en auge, al tiempo que los mejor ubicados serán de gran atracción para los inversores con estrategias de negocio core/core+ en busca de seguridad. Alemania, Reino Unido, Francia, España, Holanda y los países nórdicos, serán los mercados que despierten mayor interés en 2020.

Las actuales tendencias demográficas de Europa y el crecimiento de las áreas urbanas han provocado un incremento de la demanda en torno al segmento residencial, concretamente, en viviendas asequibles, residencias sénior y opciones residenciales para los estudiantes. Savills Aguirre Newman estima que, a largo plazo, la tipología de activos residenciales, se beneficiarán de las políticas sobre sostenibilidad en los planes de inversión socialmente responsable, dada la naturaleza intrínseca de estos criterios.

En cuanto a la reconversión de espacios, la disrupción que todos los segmentos del real estate han registrado, en los últimos años, ha llevado a los inversores a adaptar sus distintos activos a la trasformación tecnológica, especialmente, ante los recientes periodos de incertidumbre económica. 

Las tasas de disponibilidad se sitúan en mínimos históricos en los principales Distritos de Negocios de Europa (CBD). Frente a este escenario, la consultora estima un aumento de las rentas prime de entre el 4 % y el 6 % interanual desde 2014, que registra un reajuste de los márgenes de beneficio operativo. La expansión del concepto space-as-a-service ha supuesto que a lo largo de 2019 haya un auge de las oficinas flexibles.

Referido a las infraestructuras y movilidad, la fuerte urbanización y el aumento de la densidad de población de las principales capitales de Europa ha provocado un gran impacto en la expansión urbana durante la última década, lo que ha conllevado a que la conectividad se posicione como un factor clave.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus