por InfoConstrucción 23 de junio, 2020 Sostenibilidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

El presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Ladrillos y Tejas de Arcilla Cocida, Hispalyt, Francisco Morant, ha presentado una serie de medidas que propondrá al Gobierno para “acelerar el periodo de recuperación en lo posible”, entre las que se encuentra la creación de un “Plan Renove nacional para la rehabilitación y un pacto para la industria sostenible”.

Nuestra industria ha permanecido parada demasiado tiempo como consecuencia del impacto del Estado de Alarma por la Covid-19, por lo que resulta imprescindible que el Gobierno adopte una serie de medidas que impulsen la construcción cuanto antes”, solicita Morant.

La situación resulta aún más dolorosa en un contexto en el que el sector “había tocado fondo en 2014 tras la crisis y se apreciaba ya una ligera recuperación hasta 2019 que, desgraciadamente, se ha visto frenada por la alerta sanitaria”, se lamenta.

El número de empresas en 2019 alcanza las 135, “lo que supone un descenso del 3,6% con respecto a 2018 (140) y del 55% con respecto a 2014”, ha detallado Morant.

Sin embargo, la producción del sector en 2019 ha sido de 5,35 millones de toneladas, “lo que supone un incremento del 5,5% con respecto a 2018 (5,073) y del 37,18% comparado con 2014 (3,9)”. En 2018 la producción creció un 6% con respecto al año 2017 (4,785).

En volumen de negocio del sector en 2019 ha sido de 360 millones de euros, “lo que supone un incremento del 7,5% con respecto a 2018 (335) y del 33,33% con respecto a 2014 (270). En 2018 la facturación creció un 10 % con respecto al año 2017 (305)”.

Debido a la declaración del Estado de Alarma y la aplicación posterior durante 15 días (del 30 de marzo al 9 de abril) del RDL 10/2020, por el que paralizaban todas las actividades no consideradas esenciales, “los fabricantes de nuestro sector tuvieron que suspender su producción de manera temporal”, explica el presidente de Hispalyt.

La venta de ladrillos y tejas cayó drásticamente en este periodo. La caída de ventas en el mercado nacional fue del 95%, “pues se limitó únicamente a pedidos relacionados con actividades esenciales, como obras de mantenimiento, etc.”, dice.

Por todo ello, Hispalyt ha presentado una serie de medidas que considera imprescindibles para la recuperación.

Entre ellas se encuentran la aprobación de un Pacto Nacional por la Industria Sostenible, reactivación del sector industrial de la construcción mediante medidas flexibles a la compra y alquiler de vivienda o la bajada de impuestos a empresas y particulares para incrementar el consumo; apoyo financiero a las empresas de promoción de vivienda privada, entre otras.

Morant ha concedido especial relevancia a que, a medio plazo se desarrolle un Plan Nacional de Construcción que incluya un Plan Nacional Renove de Rehabilitación y Mejora de la Eficiencia Energética y un Plan Renove y Refuerzo de la Red de centros sanitarios y asistenciales.

También se proponen múltiples acciones en otros ámbitos, cuyos datos que se podrán consultar ampliados en el próximo número de la revista InfoConstrucción.

Para finalizar, Morant ha destacado que se prevé “que el impacto de la Covid se extenderá durante un año, y llegue a su situación más crítica entre septiembre y octubre de 2020, con un descenso medio de la actividad del 50% con respecto al mismo periodo del año anterior”.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus