Publicidad
por Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

El IVA verde podría salvar a la construcción al impulsar la rehabilitación de los hogares españoles. Así lo cree Asefave y la Asociación Española del Aluminio (AEA), que se suma a la reivindicación y aporta una serie de criterios  para la aplicación del impuesto. 

La propuesta de aplicación del IVA verde de Asefave está relacionada con la sustitución de ventanas, protecciones solares y cerramientos  por otros energéticamente más eficientes, en línea con los objetivos de ahorro energético y reducción de gases invernaderos.  La AEA se suma este reclamo para que puedan beneficiarse "aquellos que usen soluciones reciclables, poco nocivas con el medio ambiente o que sean ignífugas".

A la condición de mejora de la transmitancia térmica, el presidente de AEA, Armando Mateos, apunta los siguientes condicionantes necesarios para el impulso del plan renove a través de ese estímulo fiscal: 

1. Reciclabilidad de los productos y soluciones escogidos. Que se valoren especialmente aquellos que no pierdan propiedades en sus sucesivas reconversiones, y cuyos procesos de reciclaje sean poco nocivos para el medio ambiente.

2. Baja peligrosidad de los aditivos o componentes químicos que integran el producto.

3. Cantidad de años que tardan en degradarse como residuo e incidencia en la cadena trófica.

4. Ignifugidad y resistencia al fuego, "que no deja de ser otro factor de sostenibilidad".

Cómo puntuar la sostenibilidad y aplicación del IVA verde

Según Mateos, los productos tendrían que ser puntuados según unso coeficientes para establecer un IVA escalonado, "donde se aplicara un menor porcentaje a los productos más sostenibles. Así, propone que a los productos con una calificación entre el 8,5 y el 10 (siendo 10 el producto perfecto), se le podría aplicar un IVA del 3%; a los que tuvieran una puntuación entre el 7 y el 8,5, un IVA del 9%, y así sucesivamente. "Así se favorecerían no solo las rehabilitaciones, sino que estas buscaran un resultado fuera lo más sostenible y respetuoso posible con el medio ambiente", mantiene.

Según Mateos, el aluminio “contribuye a crear edificios eficientes energéticamente, confortables, con el menor impacto ambiental posible, y cuyos componentes puedan reciclarse o reutilizarse. Algo que debe revertir positivamente en aquellos que hagan estos trabajos, o animar a otros, no solo por la mejora de parque inmobiliario de nuestro país, sino por la salvaguarda del medio ambiente", concluye.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus