por Sostenibilidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Asociación de Fabricantes Españoles de Lanas Minerales Aislantes, Afelma se está reuniendo con gobiernos e instituciones para proponer el uso de fondos de recuperación de la UE para "mejorar tanto el ahorro  como el confort y la seguridad de todo tipo de inmuebles", a través del pasaporte energético

La implantación del llamado pasaporte energético, un plan de acción para rehabilitar integralmente los edificios mediante fases definidas que pueden ejecutarse en un plazo de cuatro años, es la principal medida defendida por Afelma para mejorar la eficiencia energética y el confort en los edificios.

Afelma se ha reunido con agentes políticos a nivel nacional, autonómico y local para a los que ha hecho un lalmamiendo a asegurar que los 21.892 millones de euros en transferencias acordadas para España en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia que corresponden a la transición verde, se inviertan dando prioridad a acometer una renovación profunda del parque edificado. Concretamente, el 7,9% de estos fondos (6.330 millones de euros) deben destinarse a este fin.

Recurriendo al lema, “Más y Mejor”, los responsables de la asociación han hecho hincapié en la importancia de que la forma con la que se rehabilita es tanto o más importante que cuánto se rehabilita, y ha pedido a la Administración que adopte un papel ejemplificador en materia de ahorro y eficiencia energética, haciendo suyo o incluso aumentando el objetivo de incrementar en un 3% cada año el parque de edificios públicos rehabilitados.

Afelma también ha incidido en la importancia de tener en cuenta la necesidad de conseguir un buen aislamiento de los edificios industriales. No en vano, se estima el ahorro potencial de energía final de este sector en el 30% del total en el horizonte 2030.

Con vistas a alcanzar el objetivo de rehabilitar hasta 1,2 millones de viviendas en 2025, y 2,4 millones para 2030, la agrupación propone las siguientes medidas:

  • Implantar el pasaporte energético, de manera que, una vez efectuada una serie concreta de actuaciones rehabilitadoras, ejecutables en un periodo de cuatro años, se confiera un carácter integral a los trabajos de rehabilitación.
  • La adopción de medidas fiscales similares al Ecobonus implantado en países como Italia, para fomentar actuaciones como la mejora del aislamiento de la vivienda, mediante deducciones fiscales a lo largo de un periodo de cinco años.
  • Utilizar los fondos europeos para promover y acelerar la mejora de las instalaciones de aislamiento térmico en el sector industrial.
  • Reforzar el papel ejemplificador de la Administración Pública en todas estas actuaciones.
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus