por InfoConstrucción 26 de marzo, 2021 Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

El consumo de cemento en Andalucía ha crecido un 0,7% en los dos primeros meses del año, alcanzando la cifra de 445.889 t, 3.092 más que en el mismo período del año pasado, según Cementos de Andalucía, Afca.

Este dato se ha debido al comportamiento registrado en el mes de febrero en el que el consumo de cemento ha aumentado un 8,7%, con un total de 256.241 toneladas, lo que representa 20.418 t más que en febrero de 2020, compensando la caída sufrida en enero originada por los efectos del temporal Filomena.

Las exportaciones crecen un 8,7 en los dos primeros meses del año

Las exportaciones de clinker y cemento crecen un 8,7% en los dos primeros meses del año alcanzando las 132.306 toneladas exportadas, 10.586 toneladas más que en el mismo período del año 2020. Sin embargo en el mes de febrero las exportaciones caen un 11,4% con una cifra de 65.119 toneladas, 8.397 toneladas menos que febrero del año 2020.

“La situación actual es de una gran incertidumbre originada por la evolución de la  pandemia de la Covid-19, que puede afectar a actividad en el sector de la edificación sin que se vea compensada por un aumento de la inversión en infraestructuras de las diferentes administraciones públicas”, indica el Presidente de AFCA Isidoro Miranda.

“La producción de cemento, y las exportaciones fundamentalmente, están amenazadas por la pérdida de competitividad de nuestra industria que genera los elevados precios de los derechos de emisión de CO2, que se han duplicado en el último año, hasta superar los 40 euros por tonelada emitida, un coste muy difícil de asumir. En este sentido, es muy positivo que el Parlamento Europeo esté dando ya los primeros pasos con una votación favorable la semana pasada, para la creación de un sistema de ajuste en frontera al CO2 a los productos importados desde terceros países que no tengan una agenda de descarbonización equivalente a la de la Comisión Europea. Es una decisión imprescindible, no sólo para evitar la desaparición de la industria europea, sino para que la tasa al carbono tenga una efectividad real sobre el medio ambiente”, termina Isidoro Miranda.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus