por InfoConstrucción 26 de enero, 2017 Arquitectura comentarios Bookmark and Share
< Volver

Tras años de implantación exitosa de sistemas híbridos en viviendas y locales comerciales de toda España, Saunier Duval presenta varios casos con los datos de ahorro energético obtenidos al año de la implantación. 

El consumo de energía en calefacción y agua caliente sanitaria de una vivienda unifamiliar es aproximadamente un 75% de la total. Un sistema híbrido bien realizado y gestionado aporta beneficios al usuario, ofreciéndole ahorros de hasta el 65% o incluso superiores de la factura energética de su vivienda en calefacción y ACS y a la sociedad reduciendo las emisiones de CO2 y el consumo de energía primaria.

El usuario debe poder consumir menos energía, pagar menos dinero y sin embargo no prescindir del confort en los servicios de climatización doméstica. Sería deseable, incluso, poder ofrecerle más por menos. Surge así una nueva posibilidad de negocio en el mercado con un volumen muy importante de potenciales clientes. Más de 5 millones en España considerando únicamente las viviendas unifamiliares existentes.

Saunier Duval fue pionero en la implantación de estas soluciones dirigidas mediante un cerebro que vigila las necesidades de la vivienda y gestiona la obtención de la energía necesaria, empleando datos como los precios que el usuario paga por la electricidad y el otro combustible, ya sea propano, gasoil u otro”, afirman desde la empresa.

Los Sistemas Híbridos de Saunier Duval permiten ofrecer uno o varios de los servicios siguientes: calefacción, ACS y refrigeración. Su funcionamiento aprovecha las ventajas de dos energías obtenidas mediante las tecnologías combinadas de la aerotermia, a través de una o varias bombas de calor aire-agua y la combustión en caldera y, por otra parte, evita sus puntos débiles.

Se puede conseguir, por tanto, que un sistema de calefacción con caldera de gasoil o propano se convierta en uno híbrido, aprovechando la instalación existente en una vivienda sin necesidad de retirar la caldera ni cambiar los emisores, esto es, sólo con la adición de una bomba de calor aire-agua como generador principal y un sistema de gestión.

Las experiencias recogidas en campo por Saunier Duval muestran ahorros frecuentemente superiores al 65% de la factura energética para los servicios citados, en comparación con el año anterior a su instalación.

Vivienda Unifamiliar de Loeches, Madrid

Fecha de puesta en marcha: agosto de 2012. Ahorro conseguido: 65% respecto a la factura del año anterior. Vivienda unifamiliar de 300 m2, repartidos en 3 plantas. Los emisores consisten en el suelo radiante ya instalado. Se aprovecha la caldera de gasóleo existente. El consumo anual en calefacción es superior a los 24 kWh.

Vivienda unifamiliar de La Alumnia de San Juan, Huesca

Octubre de 2013. Ahorro conseguido: 84% respecto a la factura del año anterior. Vivienda de
150 m2. Los emisores consisten en radiadores ya instalados. Se aprovecha la caldera de propano existente. El consumo anual en calefacción es superior a los 12 kWh.

Oficinas comerciales en Albacete

Fecha de puesta en marcha: octubre de 2013. Ahorro conseguido: 49% respecto a la factura del año anterior. Edificio de oficinas de 520 m2. Los emisores consisten tanto en radiadores como parte con suelo radiante ya instalado. Se aprovecha la caldera de gasoil existente. El consumo anual en calefacción es del orden de 35 kWh.

En definitiva, un Sistema Híbrido de Saunier Duval como los implantados en los ejemplos mostrados es la solución adecuada para cualquier zona de la geografía española, sin limitación por el tipo de vivienda a climatizar ni de combustibles disponibles y/o deseados, y permite aprovechar la instalación de calefacción y agua caliente de la vivienda sin necesidad de realizar costosas reformas. 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus