por InfoConstrucción 22 de noviembre, 2018 Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

El informe “Tu Edificio en Forma”, realizado por Mutua de Propietarios y el Colegio Oficial de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de la Región de Murcia, COAATIEMU, ha sacado la conclusión de que más de 8.6 millones de viviendas españolas deberían superar el Informe de Evaluación de los Edificios de 2018.

Se trata de una inspección de carácter obligatoria para los inmuebles con más de 50 años, en algunas CCAA y Ayuntamientos a partir de los 30 años, que examina su estado de conservación, su grado de eficiencia energética y sus condiciones de accesibilidad, entre otros.  Para realizar el informe “Tu Edificio en Forma” se han analizado el estado de los 25,2 millones de viviendas existentes que forman el inmobiliario español. Con ello, se han identificado las principales operaciones de mantenimiento que deben realizarse en un edificio acorde a su antigüedad.

 

Según el Presidente del COAATIEMU, Antonio Mármol Ortuño, los edificios construidos entre 1900 y 1955 pueden sufrir daños en las estructuras de madera de cubierta por “pudriciones” debido a la filtración de humedad o por ataque de carcoma que también podría afectar a las vigas de madera de los forjados. En la década de los años 60 y 70 la construcción de los edificios fue acelerada, esto favorece a la aparición de grietas en fachadas, los malos olores y al deterioro de la instalación eléctrica y el cableado.

 

Entre 1980 y 1992 se produce el segundo crecimiento inmobiliario, periodo al que pertenece el 16% de las viviendas. Estos son edificios que no tienen 50 años de antigüedad, y por tanto no es obligatoria la realización del IFE. No obstante, según afirma Antoni Mármol, lo edificios situados en la costa están expuestos a la acción del “ambiente marino”: el deterioro acelerado de la envolvente. El 17% de las viviendas españolas corresponden al año 1998, un periodo de crecimiento inmobiliario caracterizado por una subida de los precios de la vivienda y una producción elevada en el sector de la construcción. 

En 2007, con el estallido de la burbuja inmobiliaria y el hundimiento del sector en la construcción, se inició un periodo diferenciado por políticas de fomento de la rehabilitación, accesibilidad y la eficiencia energética. A esta fase pertenecen el 12% de las viviendas construidas. A lo que el Presidente del COAATIEMU ha aclarado que aunque no exista una normativa “muy completa” para este tipo de edificaciones, pueden sufrir las mismas lesiones y daños que las viviendas antiguas.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus