por InfoConstrucción 4 de abril, 2019 Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

El Centro Científico y Técnológico de Edificios moderniza el túnel climático de viento Julio Verne tras una inversión de 8,5 millones de euros. Así pues, la estructura permite analizar, de modo experimental y digital, el comportamiento y estabilidad de obras y equipos sometidos a fenómenos climáticos variados. 

La revolución tecnológica está desencadenando una gran transformación en los sectores de la construcción, de los transportes y de las energías en Europa. A partir de ahora, los edificios, estructuras públicas y la industria europea van a ser más seguros y resistentes gracias al último túnel climático inaugurado en Francia el pasado 29 de marzo.

El Túnel Climático Julio Verne es una infraestructura de investigación internacional que permite realizar ensayos en cualquier equipo, a diferentes escalas y reproduciendo todas las condiciones climáticas. Además, permite combinar la dinámica experimental con la digital para obtener los resultados más eficientes. Se trata de la única infraestructura del mundo que puede analizar, en sus más de 6.000 m2, obras y sistemas de sectores como la construcción, los transportes y las energías renovables.

Aunque cuenta con más de 25 años de experiencia, es en 2018 cuando comenzaron las obras de renovación con un presupuesto global de 8,5 millones de euros, financiados al 50% por el CSTB y la Región Pays de la Loire (17,5% o 1,5mill. €) y el FEDER (32,5% o 2,7mill. €).

Para Etienne Crépon, presidente del CSTB, "gracias al apoyo recibido, hoy podemos aportar respuestas a los nuevos desafíos científicos y técnicos en relación con las transiciones medioambiental y digital. El CSTB continuará en esta dinámica de modernización, enriqueciendo sus mecanismos científicos y técnicos mediante nuevos instrumentos de realidad virtual y aumentada".

Después de un año de obras, el túnel climático Julio Verne consta de:

5 líneas de estudios y de experimentación: 2 líneas mejoradas, atmosférica y aerodinámica, así como una nueva línea aeroacústica, que completan las líneas térmica y aerólica.

Un sistema científico y técnico puntero dedicado al sector del automóvil y de los transportes: un nuevo banco de rodillos, de doble eje, que permite ensayar con automóviles, camiones de 14 toneladas, vehículos híbridos o vehículos eléctricos.                                                            

Entre las principales características que hacen de este túnel un icono en la investigación internacional destacan:

La diversidad de los fenómenos climáticos reproducidos: lluvias torrenciales, lluvias gélidas, nieve, granizo, hielo, niebla, calor intenso, tempestad, viento de arena y de polvo...

La diversidad de las escalas y de los equipos, para una oferta de ensayos que responda específicamente a las necesidades de los mercados de:

·         La construcción: edificios y componentes, obras de ingeniería civil, planificación urbana, obras, minas y canteras

·         Las energías renovables: eólica, marina y terrestre

·         Los transportes: automóviles, transportes ferroviarios y marítimos, transportes por cables, aeronáutica y aeroespacial.

La convergencia del enfoque experimental y digital, para un análisis combinado, que utiliza lo mejor de cada herramienta de manera inteligente

La profesionalidad pluridisciplinaria del CSTB, organizada en torno a actividades complementarias (Investigación y Desarrollos, ensayos y evaluación) basada en un enfoque global de los sectores, tecnologías y mercados, que cubre los ámbitos de la Energía y el Medio Ambiente, la Salud y del Confort, el sector Digital, la Planificación Urbana, las Grandes Obras y el Transporte, así como el desarrollo de los actores, en vínculo con las transiciones medioambiental y energética.
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus