por InfoConstrucción 22 de enero, 2020 Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

La modificación del Código Técnico de la Edificación (CTE) plantea nuevas exigencias que deben cumplir los edificios en relación con la seguridad y salubridad. Sin embargo, se aleja de las legislaciones internacionales, ya que no plantea diferentes exigencias frente a la propagación exterior del fuego en función del uso del edificio o requerimientos especiales, según Knauf Insulation.

Introduce una modificación puntual en el Documento Básico de Seguridad en caso de incendio (DB SI), que endurece las exigencias de protección frente a la propagación exterior del fuego por fachadas.

“Con carácter general no se establecían exigencias de reacción al fuego para los materiales de acabado de fachadas en edificios de altura inferior de 18 metros, situación que se ha revisado y cambiado a 10 metros”, explica Oscar del Rio, director general de Knauf Insulation Iberia.

Sin embargo, para Del Rio, esta modificación del DB SI “se ha quedado corta y alejada de las legislaciones europeas e internacionales que son, incluso, más restrictivas”. “Todavía existe un riesgo de incendio probable por las soluciones combustibles que son utilizadas como aislamiento de fachada, por lo que la Administración tiene que seguir trabajando en la actualización de los capítulos que integran el Documento Básico de Seguridad en caso de incendio”, añade.

Tampoco esta modificación del CTE plantea diferentes exigencias frente a la propagación exterior del fuego en función del uso del edificio o que pueda tener requerimientos especiales (hospitales, residencias, escuelas, etc.), “cuyas fachadas deberían de ser todas incombustibles para facilitar la evacuación segura de los residentes”, opina Del Rio.

En este contexto, y en lo que al mercado de soluciones de fachadas se refiere, una vez más esta modificación normativa va por detrás de la labor investigadora de las empresas del sector.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus