por InfoConstrucción 4 de marzo, 2014 Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Asociación de Fabricantes Españoles de Lanas Minerales Aislantes (Afelma) y la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) han suscrito un convenio de colaboración para impulsar la rehabilitación de viviendas y edificios entre los ciudadanos.

Ambas organizaciones son conscientes de que la rehabilitación requiere del impulso y participación de múltiples agentes públicos y privados a través de medidas diversas como las ayudas públicas o la articulación de créditos a bajo interés, pero la sensibilización de los ciudadanos es imprescindible para su aprovechamiento.

Para lograr este objetivo es necesario, según las organizaciones firmantes, que los usuarios conozcan las ventajas de abordar la rehabilitación, así como las exigencias normativas en materia de aislamiento térmico, acústico y de protección pasiva frente al fuego, ya que la rehabilitación puede mejorar todas estas prestaciones.


El ahorro, motivo fundamental
Afelma y OCU consideran que la mejora de las prestaciones térmicas de las viviendas es esencial debido al ahorro energético que provocan y todavía más en un contexto en el que las economías domésticas han sufrido aumentos del precio de la factura eléctrica de más de un 60% desde 2007.

Desde esta perspectiva, los firmantes entienden que la edificación, que es responsable del 28% del consumo final de energía en España, tiene un gran potencial de ahorro energético. Esta estrategia pasa por impulsar la mejora del aislamiento de la envolvente, lo que proporcionaría una reducción del consumo energético y de las emisiones de entre el 40% y el 70% según los índices de aislamiento aplicados. Índices que deberían ser, tanto para obra nueva como para rehabilitación, asimilables proporcionalmente a los de países de nuestro entorno.


La salud y el bienestar otras de las razones
Así mismo, ambas entidades comparten la preocupación por la contaminación acústica de muchas zonas y ciudades españolas, que supone una verdadera agresión a la intimidad de los ciudadanos que residen en las mismas y a su calidad de vida. Según la Organización Mundial de la Salud, el nivel sonoro medio no debe exceder de 45 dBA durante la noche, y 55 de día, niveles que se superan en numerosas ocasiones como han demostrado diversos estudios llevados a cabo por OCU.


Los datos del INE corroboran las bajas prestaciones térmicas y acústicas del parque de viviendas, ya que atendiendo al año de construcción, de los 25 millones de viviendas, un 58% están construidas sin ninguna exigencia térmica y un 68% sin exigencias acústicas. Estos porcentajes se elevan al 93% si se tienen en cuenta las viviendas construidas antes de la entrada en vigor del Código Técnico de la Edificación (CTE).


Sensibilizar, informar y formar a los ciudadanos

En el desarrollo del convenio y en aras de mejorar el conocimiento sobre aislamiento de los usuarios en general y de los asociados a OCU en particular ambas entidades podrán realizar campañas de información a los ciudadanos en su calidad de consumidores y usuarios y colaborar en labores formativas, informativas y divulgativas en materia de instalación, uso y consumo de energía en los hogares, en las que podrán incluirse cursos, jornadas, etc. cuya convocatoria y elaboración se formulará de forma conjunta.


Por otra parte, Afelma o sus asociados difundirán la existencia de este convenio entre los instaladores promoviendo servicios de rehabilitación de viviendas para los socios de OCU en condiciones económicas ventajosas en los térmicos que acuerden.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus