por InfoConstrucción 5 de septiembre, 2017 Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

Expobiomasa ha otorgado el Premio a la Innovación 2017 a la empresa aragonesa Biocurve, por su proyecto BCA200, la primera caldera de condensación de astilla que ofrece una potencia récord de 200 kW, el doble de la caldera de condensación de biomasa más grande concebida hasta la fecha.

Además, Expobiomasa ha concedido los dos accesits del Premio a la Innovación 2017 a la austriaca Windhager, reconociendo la tecnología Zero-Emissions de su caldera PuroWIN, por su quemador de gasificación, y a la empresa italiana Tiemme Electtronica, por el desarrollo de su proyecto 4Heat, un dispositivo wi-fi para el control remoto y la gestión de los sistemas de calefacción con biomasa.

El director de Expobiomasa, Jorge Herrero, ha destacado el importante esfuerzo que están realizando las empresas del sector en Europa, y especialmente en España, por “dar una respuesta a las nuevas exigencias del usuario de biomasa, que demanda sobre todo tecnología y, en concreto, servicios digitales que permitan un control total, cómodo y sencillo, de las instalaciones; es decir, confortabilidad y ahorro de energía”.

En las once ediciones celebradas hasta este año, según Jorge Herrero, el Premio a la Innovación que convoca Expobiomasa “ha recibido un total de 258 candidaturas y ha destinado 82.000 euros al reconocimiento de las iniciativas más innovadoras del sector”.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus