por InfoConstrucción 1 de diciembre, 2017 Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

Tres grúas torre Linden Comansa participan en la construcción del proyecto hidroeléctrico Ituango, la central de generación más grande que se construye actualmente en Colombia, y el mayor proyecto de infraestructura de los que se están ejecutando en el país. Cuando comience a operar comercialmente a finales del año 2018, generará hasta 2.400 megavatios de energía limpia, casi el doble que la de mayor capacidad actual, la Central San Carlos, cuya capacidad de generación es de 1.240 megavatios

El Consorcio CCC Ituango, conformado por las constructoras colombianas Conconcreto y Coninsa Ramón H y la brasileña Camargo Corrêa, construye para EPM (Empresas Públicas de Medellín, la empresa de servicios públicos más importante de Colombia) las principales obras civiles de este proyecto, que tendrá un embalse de más de 70 kilómetros de longitud. En un lateral de la presa en construcción, que tendrá una espectacular altura de 225 metros, trabajan las tres grúas torre Linden Comansa.

Dos de ellas, modelos 21LC450 y 16LC185, colaboran en la construcción del aliviadero (o vertedero) que servirá para desembalsar de forma controlada hasta 22.600 m3 del agua almacenada por segundo. Ambos modelos están montados con alcance de 60 metros y sobre base en cruz con traslación, para desplazarse sobre unas vías fijas instaladas en el suelo. De esta forma, las grúas abarcan de forma rápida un mayor espacio de trabajo en la obra y se evita el coste económico y de tiempo que supone desmontar las grúas y montarlas en otra ubicación. La 21LC450 tiene capacidad de carga máxima de 20 toneladas y trabaja con una altura bajo gancho de 54,6 metros, mientras que la 16LC185 carga hasta 8 toneladas de peso y está montada con 59,5 metros.

La tercera grúa Linden Comansa, una 11LC160 con capacidad de carga de 8 toneladas, ha estado ubicada en tres emplazamientos diferentes, siempre muy cerca de las otras dos grúas. En un principio se situó en una zona más elevada que el aliviadero, para ayudar en la construcción del túnel que permitirá el acceso por carretera al vertedero. Una vez terminada esta primera labor, la grúa fue trasladada un poco más abajo, para colaborar en la construcción de las dos secciones de túneles de captación, que dirigirán el agua del embalse hacia la sala de máquinas y las turbinas que convertirán la energía mecánica en eléctrica.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus