por InfoConstruccion 20 de enero, 2021 Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

Tecnifuego, Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios, alerta del aumento de muertes por incendios de viviendas en las últimas semanas e insta a reforzar la legislación en cuanto a la instalación de detectores para poder realizar las evacuaciones a tiempo.

A falta de recopilar todos los detalles y datosfacilitados por el sector asegurador, Tecnifuego realiza un primer balance de 2020 con un aumento de del 8% en la frecuencia siniestral de los incendios en viviendas.

"Desde diciembre hasta mediados de enero, se han incrementado los incendios en vivienda y el número de fallecidos y heridos. El último suceso -la muerte de una anciana y su hijo con discapacidad en el incendio de una vivienda en Almería- pone el foco en la desprotección en la que viven las personas más vulnerables", alertan desde Tecnifuego.

El confinamiento, las deficiencias en la red eléctrica, la sobrecarga de enchufes, calefactores y estufas en contacto con material inflamable, descuidos en la cocina, velas sin vigilancia o fumar en la cama son algunas de las causas más frecuentes de este tipo de accidentes, que en el 96% de los casos no pasan de conatos. "Pequeños conatos que pueden ser reducidos con una manta ignífuga o un extintor", señalan desde la agrupación.

Según las estadísticas, la época invernal es el periodo con mayor número de víctimas mortales por incendio en el hogar (entre el 65% al 70%), los ancianos, el colectivo más vulnerable (49% de las víctimas son mayores de 65 años) y el periodo nocturno, mientras se duerme, el de mayor número de víctimas (55% muertes).

Estos son los indicativos que se vienen repitiendo desde 2010, fecha en que comenzó a realizarse el informe más completo sobre víctimas por incendio en España, realizado por la asociación de bomberos, APTB y la Fundación Mapfre.

El último, que corresponde a 2019, señala que en ese año fallecieron 165 personas, un 34% más que en 2018, de las cuales, 125 fallecieron en la vivienda, lo que revela que 2019 registró un importante incremento: un 34%, con respecto a los datos de 2018.  El total de incendios fue de 129.544 (un 9% más que en 2018). Y en viviendas, se produjeron 54 incendios diarios (un 28% más que en 2018).

Medidas preventivas

  • Comprobar que los cargadores que se emplean con distintos aparatos son los adecuados y nunca dejar un dispositivo cargando encima de una cama o un sofá. 
  • No aproximar materiales fácilmente combustibles, como cortinas o mobiliario, a fuentes de calor tales como lámparas, braseros o estufas. 
  • En la cocina hay que mantener bajo vigilancia en todo momento sartenes y cazuelas cuando se está preparando la comida, así como mantener limpia la campana extractora. 
  • Si se encienden velas o chimeneas, es necesario mantener despejado el entorno y apagarlas cuando no haya personas presentes. 
  • Evitar fumar en la cama y, antes de vaciar los ceniceros, hay que comprobar que todas las colillas se encuentran bien apagadas.
  • Si se produce un incendio, hay que llamar al 112 en primer lugar y avisar a los vecinos. Si no se puede controlar el incendio, es necesario evacuar el inmueble. En caso de humo, hay que agacharse, cerrar las puertas para aislar las llamas y no emplear bajo ningún concepto los ascensores. Una vez en lugar seguro, se recomienda esperar a los bomberos para facilitarles la información que puedan necesitar de cara a la extinción del incendio y las tareas de rescate. 

Medios de protección, legislación y concienciación

En España, instalar detectores u otras medidas de seguridad dentro de las viviendas no es obligatorio, pero los bomberos y demás expertos recomiendan disponer de detectores de humos, un extintor, una manta ignífuga y una red de rociadores automáticos.

Para concienciar sobre la utilidad de los detectores, desde Tecnifuego se inició hace un año la campaña de concienciación “Los incendios matan, pero la protección es posible”, en la que se entregan detectores a personas mayores o con discapacidad.

La asociación APTB en su campaña anual de prevención entrega igualmente detectores en hogares de personas vulnerables. En este sentido, diversos ayuntamientos y diputaciones han puesto en marcha sistemas de instalación y control de detectores, muchas veces, y pese a su coste, enlazados a los servicios telemáticos de alerta temprana para personas mayores o personas con discapacidad.

El último gran ejemplo, este año, es el del Ayuntamiento de Barcelona que ha puesto en marcha una campaña “En casa, no invites al fuego”, que promueve la instalación de detectores de humo en las viviendas

"Este tipo de actuaciones son muy importantes porque ayudan a concienciar a la población de la utilidad de los detectores. Desde Tecnifuego creemos fundamental ese apoyo de las Administraciones Públicas. Tanto en la concienciación de la ciudadanía, como en los cambios legislativos que incrementen las exigencias en protección contra incendios en vivienda", mantiene la agrupación. 

En España, la implantación del detector no llega ni al 10% de los hogares, mientras que en los países vecinos, como Francia, Alemania o Gran Bretaña, las cifras rondan el 90% gracias a la legislación de sus gobiernos. Siguiendo la senda de estos países de nuestro entorno, "desde Tecnifuego insistimos en nuestra petición de incluir dentro de las exigencias del Código Técnico de la Edificación la instalación de detectores de incendios en el interior de las viviendas", concluyen.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus