Publicidad
por Construcción comentarios Bookmark and Share
< Volver

El grado de optimismo de los inmobiliarios sobre el futuro del sector ha mejorado, pasando de un 6,7 sobre 10, en mayo de 2020, al 7,4/10 actual, según Unión de Créditos Inmobiliarios, UCI.

Tras un año de pandemia y cambios en el mercado y la economía como consecuencia de la crisis sanitaria, UCI (Unión de Créditos Inmobiliarios), entidad especialista en financiación sostenible de la vivienda, y su área de desarrollo profesional de inmobiliarios, Sira, presentan la VII oleada del Barómetro Inmobiliario - ‘El sentimiento de mercado de los profesionales inmobiliarios.

Un estudio de percepción, realizado entre más de 1.000 agentes inmobiliarios de toda España, para analizar la evolución y proyección futura del sector de la compraventa de vivienda residencial puesto en marcha tras el periodo de confinamiento, en mayo de 2020.

Este dato de valoración en clave positiva sobre el futuro de la compraventa de inmuebles tiene diferencias a nivel nacional. Entre las regiones con mejor percepción, Navarra y Extremadura, con un grado de optimismo de 8,2 respectivamente, y Canarias, con un 8/10. En el lado contrario, La Rioja (6), Aragón y Asturias, con un 6,9/10, respectivamente.     

Un buen grado de optimismo que se refleja también en la percepción de los inmobiliarios sobre la situación de empleo en el sector, donde 8 de cada 10 aseguran que se mantiene estable el número de trabajadores de sus agencias y seguirá siendo así en los próximos meses, con una importante tendencia a la rehabilitación de viviendas.

Esta mayor tendencia por la reforma es una consecuencia de la pandemia, como lo son también las nuevas preferencias de los futuros propietarios a la hora de demandar una vivienda. Si antes del Covid-19, entre los requisitos a tener en cuenta estaban la piscina, el trastero o el garaje, estos elementos han pasado a tener menor relevancia.

En su lugar, los futuros propietarios buscan casas con terrazas, exteriores, con una buena conexión a Internet y cerca de espacios verdes. De hecho, la mitad de los profesionales inmobiliarios afirma que la demanda de viviendas unifamiliares ha aumentado entre un 5-15% y seguirá creciendo.

El retrato tipo de demandante de vivienda responde actualmente a un perfil de entre 35-55 años, nacional, interesado en ubicaciones en zonas periféricas o alejadas de las grandes urbes.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus