Publicidad
por Empresa comentarios Bookmark and Share
< Volver

El estudio Archikubik y la empresa Flexbrick han utilizado la innovación y creatividad constructiva del
en el parking Saint Roch, en Montpellier, un aparcamiento aéreo de 10 plantas proyectado por el estudio barcelonés y cuya fachada demuestra las posibilidades del tejido cerámico.

Innovación y creatividad constructiva. Bajo estas premisas, el estudio Archikubik y la empresa Flexbrick han ideado el recien inaugurado parking Saint Roch de Montpellier, un aparcamiento aéreo de 10 plantas proyectado por el estudio barcelonés y cuya fachada demuestra las posibilidades del tejido cerámico.

El parking pasa de ser únicamente una zona de aparcamiento a convertirse en un lugar “relacional” que proporciona un servicio urbano y permite desarrollar la vida metropolitana de los ciudadanos de Montpellier. Destaca la polivalencia de sus espacios (reserva zonas para comercios, posee un potencial de cambio y evolución pudiendo acoger otros usos en el futuro, la novena planta puede utilizarse como espacio público para eventos,…) como por su componente estético exterior mediante la fachada de tejido cerámico.

Parking integrado

El sistema constructivo Flexbrick, basado en la concepción de láminas cerámicas flexibles, es la solución que contribuye a la integración visual del parking en la ciudad al utilizar un material tan urbano como la cerámica en la fachada del edificio. El arquitecto Miquel Lacasta, de Archikubik, ha explicado que “el empleo de un material perenne, asociado a una aplicación muy innovadora como es el tejido cerámico, nos permite incorporar un código urbano de ‘integración sensible’ en la ciudad”.

Además, la capacidad de intercalar piezas de varios colores (blanco, rojo y salmón) en el tejido aplicado en la fachada “lleva el edificio a una escala urbana más amable, la de los colores de los tejados de la ciudad de Montpellier y las viñas del territorio en otoño”, asegura.

Laminas cerámicas Flexbrick

Las láminas de Flexbrick se componen de una malla metálica que fija cada pieza de arcilla cocida en su posición, a la vez que las mantiene unidas entre sí. En este proyecto, las láminas cerámicas flexibles alcanzan hasta 21 metros lineales y su aplicación se realiza de forma industrializada, suspendiéndolas desde el punto más alto del edificio mediante grúas, lo que acelera la construcción frente al proceso manual pieza a pieza. En
sólo tres meses se han aplicado las 614 láminas de Flexbrick utilizadas en este proyecto.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus