Publicidad
por Empresa comentarios Bookmark and Share
< Volver

Los profesionales que trabajan con material para soldar se enfrentan a diferentes peligros a los que solo con la protección indicada se les puede hacer frente. Las caretas automáticas, en todo lo que respecta al contorno de la cara, son el ejemplo más eficiente y el que mejor resultado está dando desde su lanzamiento al mercado.

Así, además de protegernos las manos o el cuerpo de las quemaduras o chispas que puedan saltar mientras que hacemos un trabajo de soldadura, también hay que tener muy en cuenta el rostro y que tipo de careta vamos a usar para estar tranquilos durante toda la jornada laboral. ¿La tienes?

Caretas de soldar automáticas, el mejor protector para el trabajo

Lejos de pensar en aquel protector que solo llevaba una pequeña pantalla para cubrir la cara del trabajador, las nuevas caretas de soldar automáticas profesionales, están diseñadas con forma de casco para que no haya ninguna parte de la cabeza que quede al aire mientras se hacen las labores. A continuación os dejamos con sus ventajas:

Protección integral

Como ya hemos advertido, estas caretas permiten que toda la cabeza quede completamente cubierta y, en consecuencia, que el trabajador quede mucho más tranquilo durante toda la jornada. Los ojos, las orejas o el cuello son algunas de las partes de las que no vamos a tener que preocuparnos.

Trabajar en espacios reducidos

El diseño de la máscara también permite que podamos trabajar en todo espacio. Antes, con el volumen que tenía la pantalla, resultaba mucho más complicado meternos por los sitios e incluso nos perjudicaba para la tarea. Ahora, gracias a su ergonomía, además de hacernos más fácil la labor, estamos mucho más cómodos.

Arnés de regulación

Como cada uno de nosotros tiene la cara de una forma, las nuevas caretas de soldar cuentan con un arnés de regulación desde el que podemos ajustar el artículo al contorno propio como nos sean más cómodas de llevar. Esto, que permite que el trabajo se haga de una manera más rápida, solo ha contado en beneficio.

Regulador lumínico

Para poder trabajar a diferentes niveles de intensidad, la máscara también dispone de un regulador lumínico que, en el momento correcto, nos dará la oscuridad que nuestros ojos necesitan o el tipo de luz que más favorece. Esto, a fin de proteger las pupilas, es una característica que ha triunfado para los fabricantes.

Como vemos, las caretas de soldar automáticas profesionales solo aportan nuevas ventajas al trabajador que las utiliza. En tareas como la que tenemos delante, estar protegido es una manera de curarnos en salud y es por eso que los fabricantes siguen pensando en accesorios mucho más potentes.

¡Ya lo sabes! Siempre que quieras estar bien protegido frente a cualquier trabajo de soldadura es importante que te hagas con las herramientas necesarias. Así, el casco regulado del que hemos hablado en este artículo, es un accesorio básico y con el que siempre hay que contar. ¿Te vas a quedar sin él?

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus